¿Has sentido que el tiempo se te escurre entre las manos? Esto opinaba Séneca al respecto

¿Has sentido que el tiempo se te escurre entre las manos? Esto opinaba Séneca al respecto

“No hay nada nuevo bajo el sol” es una frase que mi abuela mencionaba de vez en cuando. Hace unos días recibí una capacitación sobre “El manejo efectivo del tiempo” y me pareció que este tema ya lo había hecho notar Séneca hace casi 2000 años.

Actualmente, las empresas están buscando cómo hacer más productivos y rentables a sus empleados. Es por eso que surgen teorías y metodologías “modernas” para hacer uso efectivo del tiempo apoyándose con la tecnología que tenemos a la mano. Incluso, hay empresas que han llegado a ser conscientes de que sus empleados necesitan un equilibrio entre la vida laboral y la vida personal, y es por esto que insisten en que se tome en cuenta esta necesidad en la organización de su tiempo, con el objetivo de que su personal se sienta satisfecho y tranquilo de estar cumpliendo con todos los roles de su vida.

OIHEI90

Sin embargo, todo este alboroto por el buen manejo del tiempo, para ser más productivos y eficientes en todos los roles que se desempeñan, está dejando algo importante de lado, algo que Séneca no sólo mencionaba, sino que también decía que era lo más importante.

Séneca en su libro “De la brevedad de la vida” hace referencia a cómo los “Hombres ocupados” se quejan constantemente de que la muerte llegaba justo cuando habían aprendido a vivir. Respecto a esta paradoja, él opinaba que durante toda la vida nos pasamos resolviendo aquellos temas que están relacionados con lo demás/ los “otros” o con algo externo, nos enfocamos en la familia, el trabajo, los amigos, los hobbies, entre otros roles. Así, nunca nos detenemos un momento para dar tiempo a lo importante, encontrar el sentido de la vida,  respondernos las grandes preguntas de la existencia: ¿Para qué hago lo que hago?, ¿Quién soy?, ¿Qué es lo que he venido a hacer al mundo?

Si retomamos la teoría de Stephen Covey y su matriz del tiempo (que se encuentra en su libro “Los 7 hábitos de las personas altamente efectivas” como un modelo para medir y ponderar la efectividad del uso del tiempo en la vida moderna), estas grandes preguntas deberían ubicarse en el cuadrante dos; es decir, en el cuadrante de LO IMPORTANTE, NO URGENTE. Para Covey, en este cuadrante se encuentran las cosas que nos permiten planificar y ordenar nuestras prioridades, para evitar que se vuelvan urgentes; proponiendo este autor que hay que tomarse un tiempo para planificar LA VIDA. Si por lo menos semanalmente nos tomamos este tiempo para pensar en aquellos temas que permiten que hagamos cambios relevantes, orientaríamos mejor nuestras acciones y nuestra energía; y, en consecuencia, tendríamos un gran retorno de esta inversión en todos los roles que desempeñamos.

Hay que invertir tiempo en: mirar aquellos problemas que se nos repiten de cuando en cuando, revisar las ideas por las que hemos regido nuestra vida, revisar aquellas creencias que nos hacen actuar de manera intransigente, analizar aquellas actitudes que nos dañan o lastiman a otros y, sobre todas esas reflexiones, comenzar un plan de trabajo. Si usted hace esto se convertirá, entonces, en su propio lienzo en blanco, su propio bloque de mármol en el que va a realizar su mejor obra, siendo su trabajo el convertirse en la mejor versión de usted mismo.

De esta manera, se resuelve el problema de no tener que esperar hasta el final de la vida, para comenzar a vivir. Seguros de que no hemos desperdiciado el tiempo y que lo hemos aprovechado en lo único que realmente depende de nosotros.

Adela Amaya, instructora de Ética y Psicología, Nueva Acrópolis El Salvador

 

Recursos:

PDF De la Brevedad de la Vida

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *