TESLA, EL ENIGMÁTICO INVENTOR DEL SIGLO XIX

TESLA, EL ENIGMÁTICO INVENTOR DEL SIGLO XIX

Nicolás Tesla fue un genio idiosincrático y adelantado para su tiempo, por todos sus inventos. Nació en Serbia en 1856 bajo el imperio Austro-Húngaro. Se dice que cuando Tesla nació, cayó un rayo cerca de la casa de sus padres. La partera que asistió su nacimiento dijo: “Será un niño de la tormenta”,  a lo que su madre contestó: “No, será un niño de la luz”.

Descubrió la energía eléctrica alterna y muchos otros avances en ciencia y tecnología. Le llamaban el “científico loco” debido a que, desde muy pequeño, tuvo muchos destellos de genialidad y visiones de manera espontánea e inexplicable.

Tenía una memoria fotográfica y lo que aprendía nunca lo olvidaba. Además poseía una exuberante imaginación, fuente para sus muchos inventos.

La fascinación por la naturaleza y los números

Desde pequeño, Tesla estaba obsesionado por la electricidad. A los 6 años decía que quería utilizar las energías de la naturaleza para el servicio de la humanidad. Cuando observaba a la naturaleza decía: “Puedo arrebatarte todos tus secretos y se las entregaré a la humanidad para que la vida les sea más fácil”.

Le gustaba mucho la numerología, al grado que sentía fascinación por el número 3 y sus múltiplos, lo cual lo llevó al uso de las simetrías triples. Así le dio el principio de la geometría sagrada a sus trabajos. Decía que de allí derivaba el triángulo del “Ojo que todo lo ve”. Su vida la manejaba con rutinas basadas en el 3 y sus múltiplos. Creía que el número 3 es el lenguaje y la ley del universo, y que hay patrones de la naturaleza que obedecen a esta ley. Otro número importante para Tesla fue el 9, que es el número de la espiritualidad, de la “vibración numérica” y el número del “iniciado”. Todos los ciclos de evolución concluyen en él y actúa como solvente de todos los números. Para Tesla en el número 9 se condensan el espíritu y la materia.

Platón, en la antigua Grecia, decía que en el futuro se desataría una revolución matemática, física y química creativa que nos llevaría a una mente colectiva sin límites, hacia un nuevo nivel de desarrollo del ser humano.

Por su parte, Tesla opinaba que la clave para poder descifrar todo el universo eran los números 3, 6 y 9. Que con ellos se puede establecer una comunicación entre los seres humanos y el mundo exterior, así como comprender mejor a Dios y el desarrollo del mundo.

Los números binarios: “La huella digital de Dios”

Tesla utilizó mucho los códigos binarios. Llegó a decir que son “los patrones sagrados de Dios” y “la huella digital de Dios”, ya que las células y los embriones se desarrollan siguiendo este patrón. El uso de los binarios, le dio la base para la construcción de muchos proyectos que dejó sin concluir y que ahora son utilizados para el desarrollo de la era espacial. Además, Tesla, adelantado a su tiempo, consideraba que se podía avanzar en el contacto con otras inteligencias y realizar viajes al futuro a través de una puerta tridimensional utilizando estos patrones binarios.

Quizá te interese leer: El mundo avanza…¿y tú?

Grandes descubrimientos

Los aportes de Tesla han permitido el desarrollo a pasos agigantados de la humanidad. Gracias a él, las telecomunicaciones pudieron globalizarse permitiendo la comunicación masiva como la conocemos hoy en día.

También fue el descubridor del polo a tierra, base para usar la energía eléctrica inalámbrica. Utilizó torres receptoras para recibir y dar energía eléctrica con otras partes lejanas del mundo y pensaba que esto nos permitiría comunicarnos con otros planetas.

La fuente de inspiración de un genio

“Mi cerebro es solo un receptor, en el universo hay un núcleo desde el cual nosotros obtenemos conocimiento, fortaleza e inspiración. No he penetrado en los secretos de este núcleo, pero sé que existe”, sus palabras resumían la forma en la que genialidad le llegaba, sus inventos y ecuaciones matemáticas se le aparecían como chispas o destellos de luz. Su poder de imaginación era increíble, pues concibió motores que no existían en su época y que, por tanto, nunca había visto. Visualizaba los motores separados en sus diversos componentes y a la hora de armarlos en la realidad, no les faltaba ninguna pieza y funcionaban perfectamente.

Tesla llegó a una conclusión: Esas visiones eran inculcadas en su mente por una Inteligencia Superior, a la cual llamaba “La Mente del Cosmos”.

Estas visiones creativas le venían constantemente. Las escribía inmediatamente, al grado que Tesla se encerraba durante días, sin comer ni dormir por plasmar aquel cúmulo de visiones que venían sin parar. Él se sentía responsable de transportar todos estos conocimientos que beneficiarían a la humanidad.

Su contacto con filosofías antiguas

Tesla fue una persona muy educada, leía mucho los Vedas, así como también a los grandes sabios de la antigüedad en los campos de ciencia, poesía y literatura. En los libros de los Vedas se menciona que los “dioses” bajaban a la tierra en naves voladoras (Vimanas), y que les daban los conocimientos a los grandes sabios de ese tiempo. Es por ello, que entre sus creaciones, Tesla plasmó dibujos de máquinas voladoras con motores de propulsión utilizando únicamente energía antigravitacional.

Su legado

Tesla murió en la extrema pobreza en 1943, a los 86 años de edad. Fue un filántropo que nos dejó un gran legado de conocimientos y herramientas para que la humanidad las desarrolle, con el objetivo encontrar la sabiduría y evolucionar en colectividad.

Algunos de sus aportes fueron: La radio, el motor de la corriente alterna, el láser, la resonancia, el radar, el submarino eléctrico, la bobina de Tesla, los rayos X, el control remoto, el microscopio eléctrico, la transmisión de videos e imágenes por métodos inalámbricos, entre otros.

 

Dra. Rosa Irma Granados
Miembro Nueva Acrópolis El Salvador

_____________________________________________________________________
Aclaración: Las opiniones vertidas en este artículo son exclusivas del autor y no representan necesariamente una postura oficial de Nueva Acrópolis El Salvador.

Este es solo uno de los muchos temas que abordamos en nuestro curso “Filosofía para la vida”. Si te interesa conocer más, haz clic aquí para tener más información.

Otros artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *