¡Seamos como las luciérnagas!

Enciende la tele, pasa los canales, deja ese, ¡ese! Sí, justo ese donde salen las noticias. Quédate unos minutos y observa en silencio. ¿Lo notaste? ¿Viste cuántas malas noticias? ¿Cuántas buenas pudiste contar? ¿muy pocas? ¿ninguna? Cada día nos levantamos en un mundo que nos…