¿Por qué construyeron pirámides en Egipto?

Egipto_Piramides

¿Por qué construyeron pirámides en Egipto?

Las pirámides de Egipto siguen siendo una de las obras arquitectónicas más misteriosas y sorprendentes que jamás haya hecho el ser humano. Es quizás el símbolo más frecuentemente asociado esta civilización milenaria. Las pirámides más antiguas están datadas entre el año 3000 y 2500 a.C.

Egipto_Piramides

A lo largo de la historia han existido muchas teorías acerca de cómo y por qué han sido construidas las pirámides. Algunas parecen tener más aceptación que otras, pues van desde las más apegadas al método científico hasta aquellas que involucran explicaciones paranormales. Sin embargo, hasta el día de hoy siguen causando asombro e intriga en muchas personas.

Una de las explicaciones más frecuentes es que las pirámides fueron construidas principalmente como monumentos funerarios a grandes faraones y gobernantes del pueblo egipcio. Esto parece ser verdadero de manera parcial pues, a pesar de la alta importancia que los egipcios daban a la muerte y a la vida post mórtem, es un tanto inconcebible que se invirtieran tantos recursos humanos, materiales y tiempo para una edificación cuya función simplemente serviría para albergar unos pocos cadáveres.

Se han encontrado momias y tumbas dentro de las pirámides, sí. Pero, ¿era esta su única función?

Quizá te interese leer: El difícil arte de vencerse a sí mismo

Pensemos por un momento en nuestras grandes catedrales y templos dentro de la tradición cristiana. Muchos contienen criptas de relevantes personajes religiosos o personas influyentes y cercanas a la iglesia. ¿Podríamos decir entonces que estas hermosas edificaciones, símbolos del fervor cristiano, fueron únicamente construidas para guardar ataúdes en su interior? La respuesta obviamente es no. Su propósito es servir como lugar de culto, ser un sitio de conexión con la espiritualidad a través de una forma religiosa determinada. Sirven además como lugar de reunión para los seres humanos, que forman comunidades donde comparten ideales y proyectos que buscan mejorar al ser humano y al entorno.

Es interesante que no solo los egipcios construyeran pirámides. Existen pirámides en toda América desde México, pasando por Belice, Guatemala, El Salvador, Bolivia y Perú. Se han encontrado también en Sudán, Nubia, Irak, Irán, Indonesia, Camboya y China.

Parece ser que las pirámides no eran tan diferentes. Algunos historiadores las consideran edificaciones sagradas, que buscaban plasmar los arquetipos del Cielo en la tierra, las ideas perfectas y más elevadas como la Belleza, la Justicia y la Bondad. Eran lugares donde las personas podían ponerse en contacto con símbolos e imágenes que les permitían elevar su conciencia y pensamiento, evocando lo mejor de sí mismos: la moralidad y espiritualidad propias del ser humano, únicamente accesibles a él y a ningún otro ser vivo.

Para cerrar este breve artículo, un hecho curioso es que la palabra “pirámide” parece derivar de la raíz griega “pyr-” que significa fuego, de donde también salen otras palabras como “pirotecnia” y “pira” funeraria. Una llama de fuego siempre tiende elevarse, busca lo alto, pues sin importar cómo se coloque, siempre se dirige hacia arriba. Otro origen aceptado para este concepto proviene de una palabra egipcia: “Pr-m-us”, que significa “altitud”.

Quizás esta sea la razón más simple de por qué se construyeron las pirámides, para servir como un recordatorio para el Ser Humano: Buscar siempre lo más Alto, tratar de entrar en contacto con aquello que nos eleve, en cada cosa que hagamos.

Albert Girón
Instructor Nueva Acrópolis El Salvador

_____________________________________________________________________
Aclaración: Las opiniones vertidas en este artículo son exclusivas del autor y no representan necesariamente una postura oficial de Nueva Acrópolis El Salvador.

Este es solo uno de los muchos temas que abordamos en nuestro curso “Filosofía para la vida”. Si te interesa conocer más, haz clic aquí para tener más información.

Otros artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *