Yo soy Groot

groot_NuevaAcropolis

Hay un tipo de persona que me agrada mucho: La que es auténtica, que se muestra como es y punto. Groot, por ejemplo, sabe muy bien quien es: “Yo soy Groot”.

¿Les han preguntado alguna vez «¿Quién sos?» Si se los han preguntado, seguro se quedaron pensando por un momento qué responder, porque es difícil definir tu propia identidad. A veces, uno ni siquiera sabe por dónde empezar. Pero si algo he aprendido en la vida es que las preguntas más complejas en la vida tienen las respuestas más simples: Yo soy yo.

Pensemos en esto. Al decir: «mariachis», «día de los muertos», «tacos». ¿En qué piensan? Seguramente, en México. ¿Qué representan estos elementos para México? Aquello que lo hace ser único. La cultura de un país es el conjunto de cosas que se hacen por tradición, es algo natural para su entorno y es lo que le identifica como país.

Por analogía, todo lo que hacés, todo lo que pensás, todo lo que expresás, ése es tu «yo», es tu «cultura», es lo que has llegado a ser por el conjunto de experiencias, entornos y situaciones que has vivido. Tu «yo» actual depende de lo que has vivido hasta la fecha y seguirá definiéndose con base a lo que vivás, por eso hay que saber elegir qué experiencias vivir.

Cuando vi este fragmento del anime Evangelion me hizo pensar en la respuesta a la pregunta «¿Quién soy yo?».

Retomando el ejemplo de las culturas, beber sopa haciendo ruido o eructar es mal visto en nuestras latitudes, pero en otros países es normal y hasta esperado. Así, aunque hay cosas que nos parecen buenas o malas de otros países, como es algo que solo evaluamos desde nuestra perspectiva y basándonos en la similitud relativa del resto de culturas a la nuestra, podemos concluir que, en cuanto a identidades se refiere, no hay bueno ni malo, sólo diferente.

Por eso, juzgar a los demás no es solo atrevido, sino injusto y dañino. Cuando evaluamos a otro, debemos recordar que esto no es algo absoluto, sino simplemente una opinión que surge desde la similitud con nuestra forma de ver la vida, costumbres, experiencias y escala de valores, que obviamente varían de una persona a otra.

Messi y CR7, por ejemplo, son dos buenos futbolistas. Ambos tienen personalidades marcadamente diferentes. ¿Cuál de los dos es «el mejor»? El «mejor» no siempre será igual para todos. Siempre habrá gente que no comparte nuestras ideas, valores, acciones porque les tocó vivir en condiciones diferentes, porque están en otra etapa de su vida y por muchas razones más. Quién es mejor, depende de alguna forma de si las personas se ven reflejadas en ellos, aspiran a ser como ellos o los mueve su forma de ser.

La gente resuena con otras personas porque la historia de sus vidas les hace identificarse entre sí. De aquí que, no hay que tomar demasiado en cuenta las opiniones o puntos de vista de otras personas sobre nuestra identidad, pues las dicen únicamente desde su punto de vista, con base a lo que les ha tocado vivir. De ninguna manera una opinión externa nos define en totalidad. Seguramente hay gente que creerá que sos buen amigo, buena pareja, buen vecino. Hay gente con quien vamos a resonar y hay otras con quien no. Es perfectamente normal.

Mira el siguiente video:

No hay nada mecánico que seleccione las bolas. Las bolas están mezcladas y cada color tiene su frecuencia, las barras dentro del recipiente hacen que las bolas resuenen y que cambien su posición hasta que todas por su naturaleza van a caer agrupadas con su color. Todos tenemos nuestra propia frecuencia (color) y estamos mezclados en un mundo con todos los demás. Por naturaleza vamos a resonar más con unos que con otros y la naturaleza hará que vayamos a caer a nuestro lugar en la frecuencia que nos corresponde. ¿Y cómo hacer para caer en el lugar que nos corresponde por naturaleza?

Pues primero tenemos que saber qué «color» somos para saber con qué vamos «resonar», esto es la identidad, esto es el yo.

¿Por qué es importante esto? Hay muchas personas que intentan encajar en ambientes que no les corresponden, intentan vivir vidas de otras personas o, peor, ahora con las redes sociales, viven vidas falsas. Saber tu identidad te hace elegir las personas correctas con quien compartir tu vida, te facilita cumplir con las actividades que debes hacer, te da seguridad en tus decisiones, la seguridad hace que las cosas fluyan y en ese flujo sin darte cuenta, termina haciéndote feliz.

Resumo los aprendizajes sobre la identidad:

  • Me defino, en parte, por el conjunto de cosas que me ha tocado vivir.
  • El «yo» es evolutivo y cambia en base a lo que experimentamos.
  • Las opiniones de los demás sobre mí «yo» están basadas en su propia subjetividad.
  • Definir y aceptar mi «yo» me permite saber mi frecuencia natural.
  • La resonancia con mi propia frecuencia es el estado de la felicidad.

Descubrir nuestro verdadero «yo» es una tarea compleja, pero satisfactoria y todos buscamos esa satisfacción. Entonces ¿estás listo para responder a la pregunta «¿Quién sos?»

Nelson Chicas
Miembro Nueva Acrópolis El Salvador

________________________________________________________________________

Aclaración: Las opiniones vertidas en este artículo son exclusivas del autor y no representan necesariamente una postura oficial de Nueva Acrópolis El Salvador.

Este es solo uno de los muchos temas que abordamos en nuestro curso “Filosofía para la vida”. Si te interesa conocer más, haz clic aquí para tener más información.



Otros artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *