El difícil arte de vencerse a uno mismo

Al estudiar los mensajes centrales de los grandes filósofos y maestros de la Historia, a lo largo y ancho de todo el planeta, pareciera ser que todos coinciden al menos una idea: El ser humano solo es capaz de generar cambios positivos y sostenidos en su entorno, si realiza estos cambios primero en sí mismo.

Hasta aquí podría ser que la mayoría de personas que leen estas líneas se encuentren de acuerdo con la idea anteriormente presentada, pero entonces surge una pregunta: ¿Por qué teniendo un mensaje tan claro dado por tantos filósofos y sabios a lo largo la historia es tan difícil plasmarlo en lo cotidiano?

La gran mayoría de personas refiere tener algún código ético y de valores en su vida, e intenta regirse por él. Pero, si esto es así, ¿entonces por qué hay tantos problemas en el mundo? ¿Por qué tantas discrepancias entre nuestros buenos deseos de ser mejores y lo que evidenciamos en la realidad?

Los grandes pensadores se dieron cuenta que los seres humanos se encuentran constantemente en una lucha interior entre al menos dos componentes: por un lado están nuestros instintos, impulsos y deseos, y por otra la parte moral y racional en nosotros. Algunos autores incluso mencionan un tercer elemento conciliador entre estas dos fuerzas.

Por ejemplo, en una de sus claves de interpretación el relato hindú del Bhagavad Gita nos representa poéticamente esta lucha interior entre los bandos de los Kuravas -que representan los defectos-  y los Pandavas -simbolizan las virtudes- , donde Arjuna (el ser humano) es guiado por su maestro Krishna (la voz de la conciencia) hacia la conquista del reino de Hastinapura.

 

Platón nos habla, en su Mito del Carro Alado, sobre las tres partes del Alma Humana: Un alma concupiscible o apetitiva, que siente atracción hacia los objetos de placer y busca satisfacer los deseos; un Alma Irascible, que sirve de sede a los sentimientos y llena a los hombres de valor en su actuar, y un Alma Racional, que alberga los más elevados y nobles pensamientos y virtudes.

La psicología moderna, a través de Freud explica las 3 instancias psíquicas del ser humano, compuestas por el Super-Yo (parte moral), el Yo (parte racional-conciliadora) y el Ello (los instintos y pasiones), y expone cómo existe una constante puja entre estos 3 elementos por tratar dominar en la acción cotidiana.

Con estos tres ejemplos, vemos que desde la milenaria India, pasando por Grecia – cuna de la filosofía occidental- y hasta nuestra psicología actual, la lucha interna del ser humano ha sido explicada y representada de diversas formas.

Esta es una lucha diaria, donde participan nuestros pensamientos, nuestras emociones, nuestras acciones, nuestras virtudes, nuestros defectos y donde a veces saldremos victoriosos, y a veces habremos de sucumbir ante nuestras propias debilidades.

Pero debemos tener cuidado, pues no habremos de “dormirnos en nuestros laureles” cuando hayamos tenido un éxito sobre nosotros mismos, ni tampoco hemos de auto-recriminarnos por un error cometido.

Me gustaría finalizar este artículo con una pequeña fábula de los indios cherokees:

Una mañana un viejo Cherokee le contó a su nieto acerca de una batalla que  ocurre en el interior de las personas.

Él dijo: «Hijo mío, la batalla es entre dos lobos dentro de todos nosotros.  Uno es Malvado – Es ira, envidia, celos, tristeza, pesar, avaricia, arrogancia, autocompasión, culpa, resentimiento, soberbia, inferioridad, mentiras, falso orgullo, superioridad y ego. El otro es Bueno – Es alegría, paz amor, esperanza, serenidad, humildad, bondad, benevolencia, amistad, empatía, generosidad, verdad, compasión y fe.”

El nieto lo meditó por un minuto y luego preguntó a su abuelo: “¿Cuál de los lobos gana?”

El viejo Cherokee respondió: «Aquél al que tú alimentes más.»

Lo importante es observarse, reflexionar, sacar aprendizajes, incorporar experiencias de vida e irse conociendo cada día un poco más para saber qué lobo estaremos alimentando, pues en esto consiste el difícil arte de vencerse a uno mismo.

__________________________________________________________________

Este es solo uno de los muchos temas que abordamos en nuestro curso “Filosofía para la vida”. Si te interesa conocer más, haz clic aquí para tener más información.

 

Albert Girón instructor de Nueva Acrópolis El Salvador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *