El Arte: la música y su función transformadora.

arte_musica_transformar_sociedad_NuevaAcropolis

¿Cuál es el rol que juegan las artes en nuestras vidas? ¿Podrían aportar a algún tipo de cambio en nuestra sociedad? ¿Por qué es tan importante el rol de la música en la educación actual? Estas pueden ser algunas interrogantes que como filósofos y artistas podamos plantear. En un país tan carente de bases educativas artísticas es importante partir de la noción del porqué de su importancia.

Un hombre fragmentado

En la actualidad nos encontramos en un mundo con una evidente falta de valores. No hace falta ver a profundidad dentro de nuestras sociedades para encontrar síntomas de división entre seres humanos. El egoísmo,  representado con una de sus múltiples máscaras como la exclusión social, corrupción o violencia, se encuentra a orden del día en los titulares de periódicos y noticias televisivas. 

Hoy en día existe un culto hacia lo inarmónico, lo grotesco y lo vulgar. Es evidente que estamos en una decadencia y ante tal fenómeno social no queda más que buscar herramientas para revertir la tendencia descendente en la que vamos. Entre las herramientas disponibles actuales, el arte juega un papel muy importante dentro de nuestra sociedad, y más aún la música.

El arte como antídoto en nuestra sociedad

Para Confucio el cultivar, desarrollar y renovar las artes era tan importante para el progreso de una sociedad que él lo consideraba como un deber del gobierno. La práctica de las artes nos sensibiliza a la armonía y a la belleza que reside en nuestro entorno y nosotros mismos. 

Un ejemplo verídico de cómo las artes pueden influenciar de forma positiva su entorno ocurrió en la década de los 80s, en la ciudad de Nueva York. En esa época los indicadores de violencia eran sumamente elevados, hasta que se realizó un modesto experimento con el nombre de «la Teoría de la Ventana Rota». En donde se quitaron vehículos abandonados, arreglaron jardines y se eliminaron las paredes llenas de grafiti. La implementación de estética y belleza en el entorno se impregnó en sus habitantes haciéndoles recordar su dignidad y naturaleza humana fundamental. 

El acercamiento a lo estético nos ayuda a refinar las percepciones internas y externas y a purificar nuestras emociones y pensamientos. Cuando practicamos cualquier disciplina artística nos ordenamos por dentro. El arte nos ayuda a fomentar la creatividad, a desarrollar la imaginación y la intuición. Además, nos sirve como un catalizador de emociones fuertes que son difíciles de expresar. 

Música como base de la educación

La música ha tenido un papel importante en el desarrollo histórico. Muchas civilizaciones han encontrado identidad a través de una danza ritual o de un ritmo que invita al ceremonial o a la celebración conjunta. El hombre actual está distraído con tanta información que ha olvidado retornar a estos rituales simples que son capaces de reforzar el sentido de pertenencia dentro de la sociedad. 

La música naturalmente nos invita a unirnos a través de un lenguaje invisible que yace en cada uno de nosotros y aunque no exista un entrenamiento formal en música, todo ser humano puede reconocer los latidos de su propio corazón que por naturaleza es rítmico. Cualquier excusa que surja para hacer o escuchar música puede generar cambios individuales y, por ende, colectivos.

En nuestro actual entorno social rodeado de violencia y exclusión la música puede convertirse en una herramienta clave, ya que acerca a la belleza a los que participan de ella. El niño que la practica va desarrollando disciplina, perseverancia y se va transformando en el proceso. La participación conjunta de la creación musical da un sentido de pertenencia y le permite experimentar al que la interpreta una forma de servicio hacia su entorno. El experimento de inclusión social ha sido realizado en numerosas ciudades del mundo, siempre con resultados similares:

La música puede generar profundos cambios sociales y creo firmemente que la labor del artista va más allá que entretener. Tenemos que ayudar a otros a descubrir su propia música y aportar al legado de formar mejores generaciones, una nota a la vez.

Rocío Moreno
Miembro Nueva Acrópolis El Salvador

_______________________________________________________________________

Aclaración: Las opiniones vertidas en este artículo son exclusivas del autor y no representan necesariamente una postura oficial de Nueva Acrópolis El Salvador.

Este es solo uno de los muchos temas que abordamos en nuestro curso Filosofía para la vida. Si te interesa conocer más, haz clic aquí para tener más información.

Otros artículos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *