¿Cómo construir tu marca personal?

¿Cómo construir tu marca personal?

Hace algunos años me encontré a mí misma con uno de los dilemas más importantes al dar el paso a la vida adulta: qué carrera estudiar. En aquellas circunstancias, me recuerdo tirando una moneda al aire para tomar una decisión, y recuerdo muy bien a mi hermana observándome con cara de asombro y preguntándome: ¿Escogerás tu carrera con una moneda?

Desde esos tiempos para acá, han pasado ya muchas cosas y he enfrentado muchas otras encrucijadas en la vida. Pero siempre recuerdo ese momento y no me cabe duda que muchos otros han pasado o están pasando por situaciones similares. Aquella indecisión, en mi caso, la provocó el miedo a equivocarme, lo cual era completamente normal para una chica de aquella edad.

En la actualidad, vivimos en un mundo globalizado y totalmente expuestos por la conectividad en torno a la cual se manejan las circunstancias de nuestra vida cotidiana, vivimos en una época en que  buscamos la felicidad y el éxito y, además, es común “compartirlo” para que todos los demás lo sepan. De ahí que, decidir y equivocarse resulta ahora mucho más evidente.

Por mi trabajo, he tenido la responsabilidad de orientar a jóvenes estudiantes en torno a su futuro laboral y respecto a la imagen que quieren construir de sí mismos para proyectarse profesionalmente. Es así como, haciendo investigación para hacer mejor esta labor, me encontré con el término “marca personal”, referido a la huella que dejamos en las personas y lo que nos hace diferentes de los demás. Muchos jóvenes profesionales deciden construir esta “marca personal” fundamentándola en lo externo, en la apariencia que desean proyectar, en su currículo, etc. Pero, si bien estos aspectos son relevantes,  algo de lo que me he convencido a lo largo de los años es que el consejo más importante es: “Conócete a ti mismo”.

Como se decía comúnmente en la antigua Grecia, si te conoces bien a ti mismo, conocerás el universo y todos sus secretos. Siguiendo el viejo adagio, en la medida en que nos conocemos mejor a nosotros mismos, tendremos más claro qué es lo que queremos de la vida, qué es lo que nos gusta, qué no nos gusta y, más importante aún, tendremos menos miedo a equivocarnos y a tomar decisiones.

¿Qué claves puedo compartirte para conocerte a ti mismo y construir  tu marca personal? Puedo regalarte las pautas que me dieron a mí una serie de pensadores en mi encuentro con la filosofía: Sócrates, Platón, Aristóteles, Plotino, entre otros. Acá te dejo unas pequeñas claves planteadas de la manera más práctica posible.

  1. La vida es un continuo aprendizaje, observa y obsérvate, verás cuantas cosas podrás descubrir y aprender.
  2. Decídete a ser feliz, haz lo que te gusta hacer y, si no sabes todavía qué es lo que te hace feliz, prueba con varias actividades hasta que lo encuentres. Así, te darás cuenta qué te agrada y qué no te agrada; y, sobre todo, descubrirás habilidades que no sabías que tenías. Solo probando puedes aprender y crecer.
  3. Ante las diferentes decisiones de la vida, piensa si las consecuencias tendrán efectos de corto, mediano o largo plazo. Así será más fácil tomar las decisiones y darles la importancia que merecen. A veces, desperdiciamos mucho tiempo y esfuerzo en cosas que no tienen tanta importancia.
  4. Cuando te encuentres a ti mismo, lo que te importa y te hace feliz, no tengas miedo de ser tú mismo, eres único e irrepetible y este mundo merece que expreses todo tu potencial.
  5. Ten paciencia. La marca personal es como tu misión de vida, no se descubre de la noche a la mañana, es todo un proceso. Y, si ya la tienes, vívela y sácale el mayor provecho.

Recuerda, cuando estés en la construcción de tu marca personal, no empieces por lo externo. Empieza por lo esencial, conociéndote y teniendo claro quién eres, cuáles son tus sueños, tus valores y principios. Si tienes esto claro, todo lo demás será más fácil para realizarte personal y profesionalmente.

Como compartí al principio, a mí me costó decidir mi carrera, no sabía si estudiar comunicaciones o derecho, tire tres veces aquella moneda y, al final, las tres veces salió derecho. Yo estudié comunicaciones. En el fondo, yo sabía qué era lo que quería, pero tenía miedo de no tener un buen trabajo, o de que mi decisión no fuera la mejor, pero seguí mi intuición y me lancé. Hoy por hoy, sigo encontrándome y descubriéndome, pero he tenido la gran ventaja de conocer grandes filósofos que se hicieron las mismas preguntas que yo, y sus respuestas me siguen ayudando a visualizarme el camino, a experimentar y avanzar.

Esa es mi experiencia, espero que te sirva. Suerte con la construcción de tu marca personal.

 

Fátima Rivera, instructora de filosofía Nueva Acrópolis El Salvador

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *