San Jorge y el dragón

El valor es hijo de la prudencia, no de la temeridad.”

Pedro Calderón De La Barca

San Jorge o Jorge de Capadocia, fue un soldado romano que vivió entre los años 275 al 303, en la región llamada Capadocia, hoy conocida como Turquía. Fue mártir y es considerado un santo cristiano. Cada 23 de abril se conmemora a este valiente hombre.

De su vida se cuenta una leyenda llamada “La leyenda dorada” o mejor conocida como: “La leyenda de San Jorge y el dragón”. Esta cuenta acerca de un dragón que se instala en la fuente que provee agua a una ciudad. Como consecuencia, los ciudadanos debían apartar diariamente el dragón de la fuente para conseguir agua. Para esto le ofrecían diariamente un sacrificio humano que se decidía al azar entre los habitantes. Un día resultó seleccionada la princesa de ese lugar. Cuando estaba a punto de ser devorada por el dragón, aparece Jorge montado en su caballo, se enfrenta con el dragón, lo vence para salvar a la princesa y liberar así a los pobladores de ese yugo.

Uno de los significados que se dan a la representación del dragón es el temor o el miedo. Así, enfrentar a un dragón es enfrentarse a los miedos. Estas representaciones de enfrentamiento ante temibles criaturas aparecen en muchas culturas a través de los siglos. Estos relatos narran la necesidad del ser humano de hacer frente a sus temores para poder vencerlos.

Quizá te interese leer: El difícil arte de vencerse a uno mismo

¿Por qué se deben enfrentar los miedos?, ¿cuál es la forma más conveniente de hacerlo? Cada uno de nosotros lucha constantemente para poder superarlos. Esta batalla interna hace de nosotros seres más fuertes, valientes y más sabios. Con la superación de estos miedos seremos capaces, no solo de experimentar la libertad interna, sino también ayudar a otros a superar sus pruebas, por medio nuestra propia experiencia y del propio ejemplo.

 Algunos consejos que pueden ayudarnos para poder trabajar con los miedos son:

         Identificarlo. Reconocer a qué nos estamos enfrentando.

         Saber con qué herramientas contamos para poder vencerlo. Así como en las leyendas, saber qué armas disponemos para luchar.

         Contar con un aliado. Muchas veces pueden ser nuestros amigos o personas que reconozcamos como mentores. En otras ocasiones puede ser un libro o una lectura  que nos llene de inspiración, que encienda en nosotros ese valor interno.

         Estar convencido de que podemos vencer. El sentimiento de victoria e imaginarnos como sería nuestra vida si logramos salir airosos de nuestra batalla, ayudará a dar el primer paso.

         Visualizarnos vencedores. Imaginar los beneficios que traerá a nosotros y a nuestros seres amados si somos capaces de vencer esta situación.

         Poseer una estrategia. Conocer qué situaciones activan el miedo en nosotros, buscar la forma más adecuada con la cual podemos ir haciéndole frente y tenernos paciencia, esperar lo mejor de nosotros mismos.

Como filósofos, creemos que el ser humano tiene un gran potencial. En él habita la Voluntad, el Amor y la Inteligencia, entre otras virtudes que podemos desarrollar en nuestro interior. La vida es una maravillosa aventura que merece ser vivida con lo mejor que hay en nosotros. Que no sea el miedo el que nos detenga a manifestar esta plenitud y a plasmar nuestros más hermosos sueños. Y si buscas un aliado y deseas tener más herramientas para el autoconocimiento, la filosofía te ofrece muchas. Como idealistas creemos en ti y en que la humanidad puede ser mejor de lo que es ahora. Te animamos, pues, a que vayas en pos de tu propia aventura, hacer de tu vida una hermosa obra de arte y puedas, como San Jorge, vencer al dragón para ayudarte a ti mismo y a los demás.

 

Carlos Garay, Nueva Acrópolis El Salvador

_____________________________________________________________________
Aclaración: Las opiniones vertidas en este artículo son exclusivas del autor y no representan necesariamente una postura oficial de Nueva Acrópolis El Salvador.

Este es solo uno de los muchos temas que abordamos en nuestro curso “Filosofía para la vida”. Si te interesa conocer más, haz clic aqúi para tener más información.

Otros artículos